25 febrero, 2024

4 profesiones con urgencias… y no son médicos

Hay profesionales de urgencias para prácticamente cualquier fin. Las empresas grandes suelen tener personal de mantenimiento de guardia las 24 horas del día, pero hoy vamos a hablar de urgencias en el hogar, para las cuales podemos llamar a un profesional con servicio de urgencias, siempre sabiendo que el precio de este servicio nos saldrá más caro que esperar para que acudan cuando toque la cita. 

1.Fontaneros. Cuando se produce una fuga de agua, no se puede esperar, hay que llamar rápidamente a un profesional para que acuda a repararlo. Por eso, hay servicios de fontanería de urgencias. Cerrar el paso del agua no siempre es la solución, en ocasiones porque ese paso del agua no sabemos dónde está o no cierra correctamente. Pero, además, porque es imposible vivir en una casa sin agua. La necesitamos para el WC, la ducha, comer… Las fugas de agua son además peligrosas y pueden acabar dañando las propiedades de los vecinos con un alto coste económico.

  1. Cerrajeros. Profesionales que también pueden requerirse con mucha prisa porque, ¿qué pasa si nos quedamos fuera de casa sin llaves? O peor aún, ¿y si en el interior de la vivienda hay personas con problemas de movilidad o niños muy pequeños? No importa el coste del Cerrajero urgente vigo, se le llama y se soluciona el problema. Lo que no quiere decir que no preguntemos antes el precio para evitar que abusen de la situación.
  2. Electricistas. La luz es fundamental para todo: agua caliente, calefacción y para que funcionen todos los electrodomésticos de la casa. Si se estropea algo y deja de funcionar en el hogar, puede ser necesario recurrir a un electricista de urgencias si hay muchos festivos por el medio o si, por ejemplo, tenemos mucha comida en un congelador. También suele presentarse urgencia cuando teletrabajamos o cuando depende de la luz la calefacción del hogar en pleno invierno.

4.Técnicos. Normalmente, si se nos estropea en casa la lavadora no llamamos a un técnico de urgencias, ya que sabemos que nos va a cobrar más y podemos esperar o llevar la ropa a una lavandería de monedas. Pero hay casos en los que la lavadora puede ser una urgencia, como cuando se nos estropea con varios festivos por delante y hay un bebé en casa. Por eso, hay servicios con urgencias de técnicos que acuden a domicilio.