6 julio, 2022

Pasos para elegir una funeraria de calidad

España es un país con más de 1.100 tanatorios. Pese a las limitaciones de la oferta, las personas que acaban de recibir la mala nueva se encuentran en la coyuntura de elegir una Funeraria Zamora ciudad, Sevilla, Pontevedra, Madrid, etcétera, desconociendo en la mayoría de los casos los criterios a seguir para acertar en la elección de servicios funerarios.

 

Los interesados deben evaluar, en primer lugar, sus prioridades y limitaciones, como el presupuesto, la cercanía del cementerio o lugar de culto o los deseos expresos del difunto. La celebración del velatorio puede inclinar la balanza entre una casa funeraria y otra, pues los servicios ofrecidos por unas y otras serán distintos, al igual que la amplitud del estacionamiento, los equipos técnicos, etcétera.

 

En este sentido, la oferta de servicios de la empresa funeraria debe ser estudiada con detenimiento, pues las opciones y precios variarán de forma sustancial: cremación, entierro directo, entierro verde o natural, visitas de pésame, donación del cuerpo a facultad, con o sin embalsamamiento, etcétera.

 

Para evitar confusiones motivadas por las emociones, se recomienda listar los servicios y requisitos que deberá reunir el entierro. De este modo, no será difícil hacerse una idea aproximada del precio final, que siempre importa, por más que los familiares y allegados insistan en lo contrario. Así, resultará más fácil establecer las prioridades y responder a las cuestiones básicas: ¿qué es indispensable?, ¿qué es prescindible?

 

Con esta información en la mano, los interesados no debería elegir el centro funerario más próximo a su domicilio, ya que se sacrificará el precio económico en favor de la comodidad. Lo más aconsejable es listar las funerarias más cercanas y elaborar una relación de tarifas, cuya comparativa ayudará a tomar una decisión acertada.

 

Consultar las opiniones de terceros proporciona, por lo general, información de primera mano acerca del desempeño del tanatorio en cuestión, evitando así sorpresas inesperadas.