5 julio, 2022

Un salto de calidad 

Cuando compramos la primera caravana lo hicimos con dudas porque no estábamos muy seguros de si el proyecto iba para largo porque viajar con caravana, cuando no estás acostumbrado, puede ser un poco latoso, sobre todo si vienes de otro tipo de estilo de viaje más cómodo. Así que no quisimos pillarnos los dedos con la compra y decidimos apostar la segunda mano y un vehículo bastante asequible.

El primer año que viajamos con caravana salió bastante bien, pero pronto nos dimos cuenta de que no habíamos acertado con la compra, porque era un vehículo demasiado pequeño para nosotros y el peque el cual, además, estaba creciendo muy rápido. Y fue así como volvimos a vender la caravana sin perder demasiado dinero y compramos otra de segunda mano, pero en bastante mejor estado y con mejores prestaciones. Fue en ese momento cuando optamos por caravanas alemanas porque teníamos muy buena referencia de ellas. Pero todavía era de segunda mano.

Quedamos muy contentos con ella y le sacamos todo el partido posible durante tres años. Pero entonces llegaron dos nuevos miembros a la familia: una niña y un perro, y la caravana volvió a quedarse pequeña. Entonces empezamos a pensar en dar el salto de calidad definitivo una vez que teníamos claro que íbamos a seguir viajando así durante los próximos años. 

Aunque no cabe duda de que la segunda mano es una buena opción si sabes elegir bien el vehículo y compruebas que todo esté como debe estar para que no te den gato por liebre, lo cierto es que una caravana de segunda mano siempre va a tener menos recorrido que una nueva. Así con una inversión más importante buscamos caravanas alemanas para nuestra última adquisición.

Desde luego, el precio iba a ser bastante superior a nuestra última caravana, pero a cambio íbamos a tener muchos avances a nivel de prestaciones que no teníamos en la anterior. Buscábamos una mayor comodidad, pero también más espacio y finalmente encontramos el vehículo perfecto para nosotros. Y no podemos estar más satisfechos con la compra que esperamos sea nuestra caravana definitiva.