22 octubre, 2020

DIFERENTES GUSTOS

No entiendo porqué hay gente que no es intolerante a la lactosa pero que en cambio se compra leche sin lactosa, no tiene sentido ya que la lactosa no tiene ningún efecto sobre ellos. La única explicación que se me puede ocurrir es que compren la leche sin lactosa para algún invitado intolerante a la lactosa que puedan tener en sus casas. Pero también puede que compren la leche sin lactosa porque les gusta más el sabor, eso no lo sé porque nunca he probado la leche sin lactosa y he de decir que tampoco es que sea un fan de la leche normal. Ya de niño era algo que no me gustaba nada, y como me obligaban a tomarla todas las mañanas le cogí a la leche un poco de manía. Hoy en día la única forma que hay de que me tome un vaso de leche es que haya galletas de chocolate para poder mojar en la leche. Y aún así no puedo mojar las galletas en leche sola sin nada, necesito echarle algo para que chocolatee la leche de lo contrario no la puedo tomar.

Pero conozco a un montón de gente a la que la leche les vuelve locos sobre todo beberla fría directamente del cartón de la nevera, a cada uno le gustan las cosas que le gustan en eso nadie puede influir por mucho que lo intenten, por eso me parece bien que cada uno tenga sus gustos. Sería todo muy aburrido si todo el mundo tuviese los mismos gustos en todo. las particularidades de cada uno son lo que nos define como individuos.

 

Recuerdo una historia que me contaba mi madre cuando no me quería tomar la leche de pequeño, siempre me contaba que el marido de mi madrina y su hermano siempre se peleaban por la nata que se formaba sobre la leche cuando la dejabas demasiado tiempo al aire, yo veía a mi madre con los ojos como platos porque no me creía que a alguien le pudiese gustar la nata que le salía a la leche, que a mí me horrorizaba.